Que ver en Toronto

Diez cosas que ver en Toronto

Aprovechando que esta semana hemos lanzado nuestra nueva Guía de Toronto, queremos presentaros los que para nosotros son los diez lugares que tenéis que ver en Toronto y sus proximidades durante vuestra estancia.

1.- Las Islas de Toronto

Aunque Toronto está a más de 600 kilómetros del mar, cuenta con un paseo marítimo -Waterfront- y varias playas gracias al Lago Ontario, en cuya orilla se ubica la ciudad. En este lago, justo en frente del Downtown, se encuentran las llamadas Islas de Toronto que son uno de mis lugares favoritos que ver en Toronto.

Las Toronto Islands son básicamente uno de los principales parques de Toronto, si bien hay espacio también para alguna curiosa zona de casas bajas habitadas. Son más de 200 hectáreas de zonas verdes en las que no está permitida la circulación de vehículos privados y a las que sólo se puede llegar por barco. Son una fantástica opción para un paseo, o para una barbacoa o un chapuzón en su playa -cuenta incluso con una zona en la que el traje de baño es opcional- durante el verano, época en la que están muy concurridas.

Que ver en Toronto - Toronto Islands

El Downtown de Toronto desde las Toronto Islands

No obstante, lo mejor de las islas son las fantásticas vistas que se tienen del skyline de Toronto desde su orilla norte. Tanto durante el viaje en ferry como en la zona más cercana al Embarcadero Central podremos disfrutar de las que posiblemente sea la visión más completas de los rascacielos del Downtown de Toronto.

2.- La CN Tower

Los habitantes de Toronto no son los mayores aficionados a recomendar esta enorme torre de comunicaciones y observación como uno de los mayores atractivos que ver en Toronto, pero no por ello deja de ser el emblema de la ciudad y una de las principales atracciones que visitan los turistas. ¿Qué ofrece? Básicamente, la posibilidad de contemplar Toronto desde las alturas a cambio de unos 25 dólares. ¿Merece la pena ese precio? Para mi gusto, no demasiado.

La CN Tower está construida en unos antiguos terrenos de la compañía de ferrocarriles Canadian National (de ahí el nombre de CN) y se inauguró en 1975. Fue la estructura más alta del mundo no sostenida por cables a tierra firme hasta el año 2010, pero algunas nuevas construcciones en Asia la están relegando en esta clasificación en los últimos años.

Que ver en Toronto - CN Tower

La Torre CN, uno de los principales atractivos que ver en Toronto para un turista.

Para el visitante, aparte de servir como elemento omnipresente en cualquier fotografía del paisaje de Toronto que se precie, dispone de dos niveles de observación. El nivel medio es en el que se queda casi todo el mundo y ofrece una muy buena vista de la ciudad desde las alturas. Desde allí podemos ver perfectamente los rascacielos del Financial District y la inmensidad de los barrios periféricos que se extiende desde el centro de Toronto, aparte de las Islas de Toronto y el Lago Ontario que nos encontramos al sur. Si pagamos un suplemento, hay también la posibilidad de subir a un mirador cerrado en el nivel superior. No obstante, lo que veremos desde 340 metros no será muy diferente que lo que podamos ver desde 440 metros.

Una opción interesante, si queremos visitarlo, es comer en el restaurante del nivel medio. El precio del buffet es caro, pero si tenemos en cuenta que la comida es de buena calidad y que incluye el precio de la entrada, puede resultar una opción interesante si queremos darnos un pequeño homenaje gastronómico con Toronto a nuestros pies. Otra opción, para los más aventureros, es hacer el Edge Walk, por el que nos sacan -convenientemente sujetos por arneses- a dar un paseo por el exterior de la torre, a más de 350 metros de altura. No apto para personas con vértigo, ni para presupuestos bajos (alrededor de 150 dólares).

3.- Cataratas de Niágara y alrededores

Ya sabemos que no está precisamente en la ciudad de Toronto, pero estar a hora y media en autobús de las Cataratas del Niágara casi nos obliga a incluirlas entre las cosas que ver en Toronto. Para llegar hasta allí tenemos numerosos autobuses públicos de Greyhound o Megabus, la línea de ferrocarril de Go Transit o decenas de empresas que organizan visitas guiadas, así que es muy fácil hacer una excursión de un día hasta Niagara Falls, que es el pueblo donde se ubican las legendarias cataratas.

El río Niágara es también la frontera entre Estados Unidos y Canadá. Las Cataratas se ven mejor desde el lado canadiense, pero si tenemos curiosidad también podremos cruzar a pie la frontera por el puente internacional y verlas desde el lado estadounidense. Hay dos cataratas principales: la Horseshoe Falls es la más impresionante por su mayor altura y su forma de herradura. Pero también están las American Falls, algo más pequeñas.

Las Cataratas se ven rápidamente, aunque tenemos una serie de atracciones en la zona que nos pueden llevar más tiempo. La más recomendable -si vamos en la temporada de primavera/verano- es el barco Maid of the Mist, que nos acerca lo máximo posible a las Cataratas (acabaréis empapados). También podréis pasar por el Journey Behind the Falls o verlas desde lo alto de la Skylon Tower. Si vais por la noche las encontraréis iluminadas -con espectáculos de luces y sonido los viernes en la temporada alta- y podréis quedaros también en alguno de los casinos de los hoteles de la zona.

Pero, aparte de las Cataratas del Niágara, la zona tiene muchas más cosas que ver. Desde el remolino de 365 grados en el cañón del río Niágara a la pintoresca localidad de Niagara on the Lake– con su arquitectura colonial-, pasando por algunas de las muchas bodegas productoras de vino de la zona (Niagara es la principal zona vinícola de Canadá). Muy recomendable para una excursión de un día.

4.- La vida multicultural

Toronto es la ciudad multicultural del mundo por excelencia. Más del 50 por ciento de su población ha nacido fuera de Canadá. Eso ha permitido que haya comunidades étnicas muy importantes en la ciudad que se han ido agrupando en determinados barrios y zonas de la ciudad, creando un auténtico mosaico cultural en la ciudad. Si queremos conocer la esencia real de Toronto, tenemos que pasar por alguna de estas zonas, entrar en sus tiendas con productos de todo el mundo o comer en cualquiera de los miles de restaurantes de comida internacional que hay en la ciudad. Los barrios de las diferentes comunidades de la ciudad son una de las cosas obligadas que ver en Toronto y experimentar en la medida de lo posible.

Chinatown es el más conocido de los barrios de las comunidades extranjeras que ver en Toronto, por su ubicación en el centro de la ciudad, pero no es el único. En el oeste de la ciudad podemos encontrarnos con Little Italy o Little Portugal, además de comunidades polacas, lituanas o ucranianas; mientras que en el este de la ciudad está la populosa Greektown y zonas de habitantes de origen paquistaní o indio. Son sólo algunas de las muchas comunidades extranjeras de Toronto.

Si tenemos suerte y coincidimos en las fechas, en la primavera y el verano podemos añadir a nuestra lista de cosas que ver en Toronto algunos de los festivales callejeros que se organizan en los barrios de estas comunidades. El de Greektown, en Danforth Avenue, es el mayor de ellos.

5.- Kensington Market

El área hippie y alternativa de la ciudad y una de las zonas preferidas que ver en Toronto para los viajeros jóvenes. Se trata de un área pequeña del centro de la ciudad, justo detrás de Chinatown, donde nos encontramos con un ambiente joven y alternativo. Son calles de pequeños cafés bohemios, restaurantes vegetarianos, tiendas de ropa de segunda mano y algunos murales psicodélicos. El ambiente es muy joven y desenfadado, así que resulta un fantástico reducto para huir del bullicio del centro de la ciudad por unos minutos.

6.- Distillery District

Situado al este del Downtown -a unos 20 minutos a pie de Yonge Street-, el Distillery District es la zona de las antiguas destilerías de whisky que cerraron hace varias décadas, pero fueron renovadas en la última década y hoy se han convertido en la zona de moda de la ciudad, con numerosos cafés y restaurantes de moda. Aunque no vayamos a tomarnos nada, es un lugar que deberíamos incluir en nuestra lista de lugares que ver en Toronto. Buen lugar para probar alguno de los típicos brunch de los domingos, disfrutar de una buena comida o cena o, simplemente, ir paseando por sus calles adoquinadas disfrutando de la mezcla de lo antiguo y lo moderno.

7.- Asistir a algún evento deportivo

Toronto es la capital canadiense del deporte y cuenta con equipos deportivos en las ligas profesionales norteamericanas de hockey sobre hielo (NHL), baloncesto (NBA), béisbol (MLB) y fútbol (MLS), además de un equipo que juega la liga de fútbol canadiense -similar al americano, pero de mucha peor calidad-. Asistir a un partido de alguno de estos equipos es una de las mejores opciones que tenemos para pasar el tiempo libre en Toronto.

El deporte nacional de Canadá es el hockey sobre hielo y el equipo de la ciudad son los Toronto Maple Leafs, que juegan sus partidos en el Air Canada Center. Desatan auténticas pasiones- especialmente en los extraños casos en los que tienen una buena temporada-, así que las entradas son caras y escasas, pero merece añadir el hockey a nuestra lista de cosas que ver en Toronto . La temporada regular suele ir de octubre hasta marzo. En el mismo pabellón y en la misma época juegan los Toronto Raptors de la NBA. Es más fácil encontrar entradas para el baloncesto que para el hockey, aunque depende del rival.

Para la temporada de verano, el principal deporte de la ciudad es el béisbol, que se juega en el Rogers Center -junto a la CN Tower-. El equipo de la ciudad son los Blue Jays y los partidos son muy frecuentes durante la temporada, con entradas baratas.

8.- Eaton Centre y Dundas Square

Dundas Square es el corazón de la ciudad. Está situada en la intersección entre Dundas y Yonge y por ella acaba pasando todo el mundo tarde o temprano, así que no la busques demasiado porque será ella la que te encuentre mientras buscas otras cosas que ver en Toronto. Llama la atención por los carteles publicitarios y luminosos de los edificios que la rodean y su espacio es ocupado durante todo el año por toda clase de eventos promocionales, lúdicos o culturales.

Que ver en Toronto - Dundas Square

Dundas Square

Dundas Square alberga también una de las entradas al mayor centro comercial de la ciudad, el enorme Eaton Centre. Este centro comercial, con su techo acristalado, es un hervidero de actividad durante el horario de apertura de los comercios y es más que probable que si permaneces en él cierto tiempo acabes encontrándote a algún conocido, lo que le da también cierto aire de punto de encuentro.

9.- St Lawrence Market

St Lawrence Market es un mercado de alimentos tradicional situado en el Downtown. Consta de una gran nave de ladrillo dentro de la cual nos encontramos con puestos de alimentos frescos y artículos turísticos. El edificio es bonito y los diversos productos que se venden en los puestos contribuye a darle mucho colorido. Es, también, una buena oportunidad para comprar productos frescos de calidad o visitar el food court de su sótano, con puestos de comida internacional.

Que ver en Toronto - St Lawrence Market

St Lawrence Market

10.- The Beaches (verano) / Patinar frente al Ayuntamiento (invierno)

Dos alternativas de experiencias dependiendo de la época del año en que estemos en la ciudad.

Durante el verano, en el que -aunque pueda parecer mentira- el calor y la humedad del Lago Ontario pueden hacer que el calor llegue a ser sofocante, la zona de playas del Este de la ciudad en la orilla del Lago supone una buena alternativa para refrescarse. Zonas como Woodbine Beach no tienen mucho que envidiar a las playas de la costa, con su arena fina y sus pistas de voley playa. El agua del Lago Ontario tuvo muy mala fama en el pasado, pero una vez que en los últimos años los niveles de contaminación han mejorado, podemos bañarnos en ella sin ningún problema.

Las playas son también un excelente lugar para disfrutar de una tarde/noche entre amigos viendo la puesta de sol o, si estamos en la ciudad el Canada Day -1 de julio-, es el mejor lugar para disfrutar del espectáculo de fuegos artificiales, una bonita experiencia que ver en Toronto.

Para el invierno, por su parte, tenemos la opción de aprovechar la pista de hielo al aire libre que todos los años se coloca frente al Ayuntamiento de la ciudad. Allí podremos deslizarnos tranquilamente en pleno centro de la ciudad, con los dos edificios del Ayuntamiento -el antiguo y el nuevo- frente a nosotros. Si llevamos nuestros propios patines podremos patinar gratis, pero también podemos alquilarlos por un precio razonable en el puesto colocado junto a la pista.

Y más cosas…

Reducir el número de lugares y experiencias interesantes que ver en Toronto a diez nos obliga a dejar fuera a algunos otros que podrían haber entrado en la lista, pero que podéis descubrir durante vuestra visita.

Son los casos, por ejemplo, de la insólita red de pasadizos subterráneos del PATH, las fantásticas exposiciones temporales y la no menos llamativa colección permanente del Royal Ontario Museum -que podemos complementar con la Art Gallery of Ontario si nos gusta el arte- o el céntrico invernadero Allan Gardens.

Guías relacionadas con este artículo:
trabajar en Toronto

2 Responses to “Diez cosas que ver en Toronto”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *