Compartir coche

Compartir coche en Canadá

Dado que el transporte interno en Canadá es una opción cara, una de las mejores maneras de moverse por el país es recurriendo a las opciones para compartir coche en Canadá que, aparte de hacer que los viajes internos salgan mucho más baratos, te pueden permitir conocer gente interesante.

Compartir coche en Canadá es una opción bastante habitual entre los jóvenes del país para trayectos cortos y entre los turistas y viajeros ocasionales para trayectos más largos. Por lo general, alguien que dispone de su propio coche y va a viajar publica algún anuncio o mensaje en los portales de anuncios o foros de viajes de Internet ofreciendo espacio en su coche a cambio de una cantidad de dinero que suele ser menor que el precio de los billetes de transporte público para el mismo trayecto.

El objetivo de quien decide compartir coche en Canadá es encontrar a otros viajeros que se hagan cargo de parte de los gastos de gasolina y conseguir que, entre todos, el viaje salga bastante más barato. No obstante, en algunos portales encontraréis también anuncios de personas que se dedican profesionalmente a este tipo de viajes creando pequeños servicios informales de transporte pirata en rutas más concurridas, como la TorontoOttawa.

Coche compartido en Canadá para trayectos cortos

La opción más fácil para compartir coche en Canadá es a través de anuncios en Internet, aunque las páginas donde buscar dependen mucho del trayecto que quieras hacer.

Si lo que estás buscando es compartir coche en Canadá como una opción barata de transporte para moverte entre ciudades relativamente cercanas (trayectos como Toronto-Ottawa, Ottawa-Montreal, Montreal-Toronto, London-Toronto o similares), encontrarás decenas de posibilidades en los portales de anuncios en Internet más populares de Canadá como Craigslist o Kijiji. Simplemente, busca en la edición de estos portales de la ciudad desde la que quieras viajar la categoría ridesharing y busca un día y hora que te convenga.

Toronto Ottawa

Una de las rutas más habituales para compartir coche en Canadá es la Toronto-Ottawa.

Donde más ha evolucionado el coche compartido en Canadá es en la provincia de Quebec, donde hay un servicio para compartir coche que se ha consolidado en trayectos con origen o final en la provincia bajo el nombre de Amigo Express. Este servicio está exclusivamente destinado a los anuncios para compartir coche y ha evolucionado mucho. Incluso, el pago de los costes de viaje se realiza a través de tarjetas de prepago que se compran o recargan en tiendas y se abona directamente al conductor, a quien los que compartieron coche anteriormente con él le ponen nota.

Para el resto de Canadá, esta empresa ha lanzado un servicio similar en inglés bajo el nombre de Kangaride.

Compartir coche en Canadá en trayectos largos

Si lo que queremos es compartir coche en Canadá para trayectos largos dentro del país (Vancouver-Toronto, por ejemplo), hay otras opciones para buscar. Las páginas de anuncios que mencionábamos anteriormente incluyen, muy de vez en cuando, anuncios de ridesharing para recorridos largos, pero muchas veces quedan sumergidos entre decenas de otros anuncios para compartir coche en recorridos más cortos, así que pasan desapercibidos.

Para este tipo de viajes es mejor acudir a páginas más específicas de coche compartido en Canadá como Carpoolworld.com o Share Your Ride. No obstante, para este tipo de viajes largos en coche compartido en Canadá, prefiero acudir a foros de viaje como los de Lonely Planet, donde se pueden hacer planes a más largo plazo y mantener conversaciones más allá de lo que se refiere a una oferta de coche compartido solamente. Y en rutas tan largas como la Vancouver-Toronto, que puede llevar tranquilamente cuatro días en el mismo coche, conviene saber con quién te vas a meter en el coche.

Tenéis que estar también atentos a los tablones de anuncios de los albergues de la ciudad, donde a veces los viajeros publican algún anuncio para compartir coche en Canadá.

Otra opción es buscar compañeros de viaje en los albergues u hoteles en Canadá y alquilar conjuntamente un coche. El problema de esta opción es que, por lo general, hay que devolver el coche en el mismo punto de origen o pagar una cantidad muy alta para que la empresa lo devuelva. Además, muchas compañías de coche de alquiler ponen limitaciones para salir de la provincia correspondiente.

Funcionamiento y precauciones al compartir coche en Canadá

No hay unas normas estándar a la hora de compartir coche en Canadá, así que todo tiene que acordarse entre el conductor y los pasajeros antes del trayecto. Lo más normal es que el conductor ya haya especificado en el anuncio el día, la hora y el lugar de salida y el precio, aunque no está de más confirmarlo.

Compartir coche Quebec

Quebec es la región de Canadá donde mejor se ha implantado la opción de compartir coche.

A la hora de acordar este viaje en coche compartido no te olvides tampoco de pensar en otros detalles. Cosas como si tiene espacio para el equipaje, en qué parte de tu destino puede dejarte, si va a viajar con animales, si fuma o permite fumar en el coche, si hace paradas intermedias, así como cualquier otro punto que creas que puede ser importante a la hora de compartir el coche. Cuanto más largo sea el recorrido, más cosas tendrás que tener en cuenta.

Es importante, también, que preguntes si el conductor espera que se le releve en turnos o si prefiere conducir él en todo el trayecto. En la mayoría de trayectos cortos de coche compartido en Canadá el conductor no suele necesitar descanso, pero en viajes muy largos puede que te pidan que eches una mano al volante.

Ten en cuenta que al compartir coche en Canadá te estás subiendo a un vehículo con personas que suelen ser totalmente desconocidas. La gran mayoría de ellas son personas normales que no te darán problemas durante el viaje, pero siempre puedes tener la mala suerte de encontrarte con el loco de turno que conduzca rápido, hable demasiado, no te dé conversación, intente ligar contigo o, simplemente, vaya con otro rollo diferente al tuyo.

Si te incomoda compartir coche con desconocidos o te da miedo, mejor no utilices esta opción. Hay alternativas de transporte público para prácticamente todos los trayectos. Y, si durante el primer contacto, te ha dado mala espina el conductor, no te subas al coche. Si quieres extremar las precauciones de seguridad, dile a algún conocido que compartes coche y cuál va a ser tu ruta y, si eres ya muy desconfiado, sácale una foto al coche con el teléfono móvil donde se vea la matrícula y mándasela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *